Componentes básicos de las suspensiones

HUMECTANTES
Aumentan la superficie específica entre los principios activos insolubles y el líquido dispersante (hacen que éstos sean más fácilmente mojables). Dichas sustancias forman capas moleculares alrededor de las partículas, facilitando su dispersabilidad en el líquido dispersante. Se utilizan para principios activos que tienen cierta hidrofilia (generalmente contienen oxígeno). Los más empleados son: glicerina, propilenglicol y P.E.G. líquidos. Para los principios activos lipófilos se emplean generalmente tensioactivos polioxietilenados tipo Tweens®, siendo el Tween 80® uno de los más empleados.
Debe formarse una pasta homogénea entre los principios activos insolubles y los humectantes antes de añadir el líquido dispersante. La cantidad de humectante añadido es función de la cantidad de principios activos a suspender. Generalmente se suele emplear 1/2 parte de humectante por 1 parte de material pulverulento a suspender.

SUSPENSORES O VISCOSIZANTES
Confieren el grado de viscosidad óptimo para evitar que los principios activos insolubles sedimenten rápidamente. Los más empleados son: C.M.C.Na, magma de bentonita, Carbopol 940, P.E.G., electrolitos y metilcelulosa. Las emulsiones fluidas y champús pueden actuar como suspensores y como humectantes. También hay que aclarar, que en algunos casos no es necesaria la adición del suspensor debido a las propiedades fisicoquímicas del material a suspender.

ELECTROLITOS
En algunos casos pueden ser importantes para evitar la aglomeración de las partículas al crear repulsión electrostática entre las mismas.

Web Dr. Alía: http://www.formulacionmagistral.net/

Comentarios