Incorporación de principios activos hidrosolubles en vaselina filante

Con bastante frecuencia son prescritos una serie de principios activos cristalinos hidrosolubles como urea, resorcina, sulfato de cobre o sulfato de zinc en vaselina filante. En algunas ocasiones el farmacéutico opta por incorporar dichos principios activos pulverizados en la vaselina prescrita. Desde un punto de vista galénico y terapéutico dicha forma de incorporación no es la más adecuada por dos razones:
  1. Al ser principios activos cristalinos de irregular pulverización, la pomada resultante no es del todo homogénea. Al hacer una extensión sobre una placa de la misma se observan aglomerados cristalinos de distinto tamaño dispersados de forma no uniforme a lo largo del semisólido. La consecuencia de este fenómeno es la dosificación irregular de los principios activos prescritos. Habrá porciones de pomada que al ser aplicadas por el paciente tengan mayor concentración de principios activos (posibilidad de reacciones adversas), menor concentración (disminución de la acción terapéutica) o la realmente prescrita (acción terapéutica indicada).
  2. En ciertas ocasiones el paciente nota los pequeños cristales al ser aplicada la pomada e incluso puede quedar arañada la piel si se realiza un moderado masaje durante la aplicación.

La solución para solventar estos problemas es la incorporación de estos principios activos en la vaselina filante previamente disueltos en agua. La difusión a través del estrato córneo de los principios activos al ser aplicada la pomada sobre la piel, se verá enormemente facilitada respecto a la incorporación en forma pulverizada, y la concentración de los principios activos prescritos será la misma en cada porción aplicada por el paciente.

El problema tecnológico para conseguir semisólidos con la calidad comentada anteriormente, se basa en la elección de un excipiente adecuado que posibilite la incorporación de la solución acuosa de los principios activos hidrosolubles prescritos en el seno de la vaselina filante. La vaselina filante por sí misma no tiene capacidad para absorber dicha solución. Es necesario añadir a la vaselina filante una sustancia que facilite la emulsificación de la solución acuosa en la misma. La lanolina anhidra suele ser la más empleada aunque en ciertas ocasiones también se utilizan tensioactivos no iónicos del tipo de los Spans®. La lanolina anhidra emulsiona el doble de su peso en agua al mezclarla previamente con la vaselina filante empleando método manual de elaboración. Ejemplo:

Lanolina anhidra ....................... 15 g
Vaselina filante csp ................. 100 g

La cantidad de agua que se podría emulsionar en dicha fórmula sería de 30 g (el doble del peso de lanolina, tal como se ha explicado anteriormente). La fórmula quedaría así desarrollada:

Lanolina anhidra ....................... 15 g
Agua destilada ........................... 30 g
Vaselina filante csp ................. 100 g

Al añadir el agua a la vaselina-lanolina realmente se obtiene una emulsión de fase externa oleosa (A/O). Los principios activos hidrosolubles prescritos, se disolverían previamente en el agua. La solución resultante se adicionaría sobre la mezcla previamente elaborada entre la vaselina y lanolina anhidra.

Pomada aplicada sobre la piel de sulfato de cobre en vaselina incorporado de forma directa (previamente pulverizado). Se pueden apreciar grumos de sulfato de cobre debidos a una descuidada pulverización y a una inadecuada incorporación.

Web Dr. Alía: http://www.formulacionmagistral.net/

Comentarios

  1. En mi farmacia utilizamos otro metodo, tal vez algo mas sencillo pero que me gustaria saber su opinion:

    Disolvemos en la minima cantidad de agua, añadimos un 1 - 2 % de Span 80 (segun la cantidad de agua) y se agita con unguator, con urea, que es la que mas hago, salen muy buenas pomadas, ¿Que le parece?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Me parece otro recurso tecnológico perfectamente adecuado tal como cito en el artículo.

    Dr. Alía

    ResponderEliminar

Publicar un comentario