Equilibrio de tensioactivos para lograr un jabón líquido o gel espumoso de baño y ducha

Uno de los aspectos más importante a la hora del diseño de la formulación de un jabón (syndeth) en forma de solución o gel espumoso de baño y ducha, es lograr un perfecto equilibrio entre los distintos tensioactivos detergentes para lograr una eficaz detergencia con el mínimo poder deslipidizante. Generalmente en los syndeths formulados suelen coexistir 3 tipos de tensioactivos: los aniónicos, los anfóteros y los no iónicos. Además de su función detergente, algunos pueden tener otras propiedades interesantes, como: el aumento de la viscosidad, aumento del poder espumante y de la cremosidad de la espuma, aumento del poder emoliente, etc. Los tensioactivos aniónicos tienen un alto poder detergente pero son francamente deslipidizantes, son buenos espumantes y junto a los anfóteros aumentan ligeramente la viscosidad; Los anfóteros tienen aceptable poder detergente, tienen poco poder deslipizante, son excelentes espumantes, algo emolientes y aportan cremosidad a la espuma generada; y los no iónicos tienen bajo poder detergente, apenas son deslipidizantes, son bastante emolientes, muy poco espumantes y tienden a disminuir la viscosidad. En resumen: la composición tensioactiva de este tipo de productos tiene que tener una aceptable detergencia con mínimo poder deslipidizante, buen poder espumante, aportar cremosidad a la espuma generada y cierto grado de emoliencia. Una fórmula patrón de un syndeth respecto a la composición de tensioactivos puede ser la siguiente:
Laurilétersulfato sódico (tensioactivo aniónico), 10 %
Tegobetaína L-7 (tensioactivo anfótero), 20-35 %
Polisorbato 20® (tensioactivo no iónico), 5-10 %

Web Dr. Alía: http://formulacionmagistral.net/

Comentarios