Consecuencias de una inadecuada incorporación de hidroquinona en emulsión

Algunos compañeros farmacéuticos me consultan cómo es posible que al cabo de unos días de haber sido elaborada una emulsión con hidroquinona con los antioxidantes y envase adecuados, oscurezca de forma paulatina. Este hecho tiene su explicación en la forma de incorporación de la hidroquinona durante el proceso de elaboración. En el caso comentado, la hidroquinona se disolvió en la fase acuosa calentada a 70-75º C antes de proceder a la emulsificación. A esta temperatura la hidroquinona tiende fácilmente a oxidarse. La oxidación de esta sustancia hace que se formen unos metabolitos sin acción despigmentante y altamente irritantes para la piel. Lo adecuado para evitar fenómenos de oxidación por aumento de temperatura, es incorporar la hidroquinona reducida a polvo muy fino en la emulsión previamente elaborada y a temperatura ambiente. Si la concentración de hidroquinona es baja 1-2 %, caso poco probable actualmente ya que se tienden a emplear concentraciones entre el 5-10 %, se podría reservar parte del agua de la emulsión para disolver a la hidroquinona a temperatura ambiente e incorporar la solución resultante sobre la emulsión una vez elaborada. La solubilidad de la hidroquinona en agua es 1 / 17 (1 g de hidroquinona se disuelve en 17 g de agua destilada).

Comentarios