Elaboración de pastas protectoras

Las pastas a base de sustancias pulverulentas livianas (óxido de zinc, talco, dióxido de titanio o carbonato básico de zinc) en excipientes grasos formados mayoritariamente por vaselina, lanolina y algún aceite vegetal, se emplean frecuentemente en pediatría por sus propiedades secantes, astringentes y protectoras en el tratamiento no complicado de las dermatitis del pañal. Un factor a tener en cuenta en cuanto a la elaboración por métodos manuales de estos preparados, es lograr una perfecta incorporación del material pulverulento evitando la formación de grumos. Para ello es fundamental, una vez reducidos a polvo fino y mezclados en un mortero los distintos principios activos pulverulentos, formar una pasta previa agregando una pequeña cantidad de vaselina líquida la cual dependerá del porcentaje de material pulverulento a “empastar”. Por regla general un 5-10 % de vaselina líquida es suficiente para facilitar la incorporación de un 15-20 % de material pulverulento. Una vez formada la pasta se añade el semisólido graso previamente elaborado.

Comentarios