Fenómenos de agregación y coalescencia

La existencia de fenómenos de agregación y coalescencia en emulsiones son un perfecto indicativo de la estabilidad de las mismas a corto plazo. En la fotografía que ilustra este artículo se muestra un frotis de una emulsión al cabo de 48 horas de ser elaborada (tiempo de maduración). Se observa una gran polidispersión de los glóbulos de la fase interna (gran variabilidad de tamaños), fenómenos de agregación (los glóbulos se van acercando unos con otros formando pequeños agregados) y fenómenos de coalescencia (los glóbulos agregados se funden formando glóbulos amorfos). Si hay una gran tendencia a la coalescencia, al cabo del tiempo la emulsión elaborada experimenta ruptura separándose las fases acuosa y oleosa. Dicha ruptura puede deberse a distintas causas, como: diseño erróneo de los componentes de la emulsión, agitación por medios manuales o mecánicos inadecuada, unión de las fases a temperaturas inadecuadas o distintas, incompatibilidad entre el sistema emulgente y principios activos formulados, envasado de la emulsión sin llegar a temperatura ambiente, etc.

Comentarios