Existencia de burbujas de aire en emulsiones

La existencia de aire en forma de pequeñas burbujas en las emulsiones puede dar lugar a la ruptura de las mismas a corto o a largo plazo produciéndose separación de fases. Además la existencia de aire puede producir fenómenos de oxidación si en la emulsión hay algún principio activo fácilmente oxidable, como: hidroquinona, vitamina C, ketoconazol, etc. Las microburbujas existentes en el seno de la emulsión compiten por el emulgente ya que éstas también tienden a emulsificarse, dejándolo deficitario para la emulsión formulada. En este caso el sistema emulgente además de mantener la estabilidad de las fases acuosa y oleosa de la emulsión, también emulsiona a las burbujas de aire. Si éstas están en alta proporción el sistema emulgente tiende a emulsionar a las mismas, no quedando suficiente para emulsionar a las fases oleosa y acuosa de la emulsión. La causa de la formación de burbujas de aire en emulsiones se centra en la formación de turbulencia durante el proceso de elaboración. La turbulencia no es más que un remolino que se forma desde la superficie de la emulsión hasta el seno de la misma durante el proceso de agitación. Este remolino produce un constante fluir de aire hacia el interior de la emulsión con la consiguiente formación de las burbujas. No es probable la formación de turbulencia si se emplea agitación manual durante la elaboración, ya que la velocidad empleada no suele ser la suficiente como para formarla. Pero si se emplean agitadores mecánicos inadecuados regulados a alta velocidad es muy factible la formación de turbulencia. Hay agitadores que por su diseño evitan la formación de turbulencia como es el caso del agitador Silverson o el sistema agitador Unguator. En cambio existen otros, como el agitador Heildoph, que requiere para evitar la turbulencia poner su varilla de agitación de forma oblicua al recipiente de mezcla y trabajar a baja velocidad de agitación. El uso de batidoras domésticas también producen turbulencia a no ser que su vástago, al igual que en el caso anterior, se ponga de forma oblicua y se trabaje también a baja velocidad. Un ejemplo investigado es el caso de una emulsión Lanette fluida (loción Lanette) elaborada mediante agitación mecánica con alta turbulencia. Una vez elaborada la emulsión tiene un aspecto normal a simple vista, pero observada con lupa o microscopio se aprecian gran cantidad de microburbujas de aire. Al cabo de 2-3 días experimentó ruptura con separación total de fases.
Web Dr. Alía: http://formulacionmagistral.net/

Comentarios