Estabilidad del gel Sepigel 305 frente al ácido salicílico

Como ya se dijo en una anterior entrada de este blog, el Sepigel 305 forma geles prácticamente instantáneos tras la adición del agua correspondiente o incluso de solución hidrolacohólica, ya que es estable frente a alta proporción de alcohol. Algunos dermatólogos requieren en sus prescripciones geles o cremigeles ligeros en materia grasa, con cierta cantidad de ácido salicílico para el tratamiento sobre todo de las dermatitis seborreicas en estado crónico. En ciertos casos añaden también algún corticoide de potencia media-alta. El Sepigel 305 forma geles completamente estables frente a la adición de ácido salicílico. Dicho principio activo se puede incorporar sobre el gel Sepigel en solución hidroalcohólica (1 g de salicílico se disuelve en 3 g de alcohol). También cabe la posibilidad de su incorporación reducido a polvo muy fino formando en un mortero una pasta previa con la misma cantidad de propilenglicol. Se añade el gel Sepigel previamente elaborado en pequeñas porciones batiendo hasta homogeneidad.

Imagen de un gel Sepigel 305 con ácido salicílico al 3 % una vez elaborado.



Comentarios