Un gel idóneo para zona vulvar

Algunos dermatólogos prescriben diversos activos como testosterona propionato, clobetasol propionato, lidocaína clorhidrato, triamcinolona acetónido para diversas patologías de la zona vulvar: liquen, eczemas, etc. Una de las formas farmacéuticas más solicitadas es en gel acuoso. Ejemplo:

Clobetasol propionato, 0,05 %
Testosterona propionato, 1 %
Gel acuoso csp, 30 g

El problema para el farmacéutico es la elección de un excipiente en forma gel apto para zona vulvar que respete fisiológicamente dicha zona. El gel de sodio hialuronato al 3-4 % es idóneo: forma una capa viscoelástica que difunde óptimamente los activos formulados además de tener una considerable acción hidratante y protectora. ¿Cómo formular dicho gel?

Sodio hialuronato, 4 %
Nipagín M® (conservante), 0,1 %
Agua purificada csp, 100 g

La forma de elaboración sería la siguiente:

1. Calentar el agua a 90-100º C y disolver el Nipagín M®. Una vez disuelto dejar enfriar hasta temperatura ambiente.

2. Añadir el sodio hialuronato y agitar empleando un emulsionador durante unos minutos a alta velocidad. Dejar reposar unas horas. Se obtendrá un gel transparente incoloro de viscosidad media.

La forma de incorporar, por ejemplo, la testosterona (1 %) y el clobetasol (0,05 %) será la siguiente:

1. En un mortero mezclar ambos activos reducidos a polvo fino.

2. Añadir un 1 % de propilenglicol batiendo hasta formar una pasta homogénea.

3. Añadir el gel anterior de hialuronato en pequeñas porciones batiendo hasta homogeneidad. Se obtiene un gel opalescente blanquecino.

Comentarios