Diseño de un gel desinfectante para manos

Los más adecuados y con una acción desinfectante idónea, suelen contener prácticamente en su totalidad alcohol de 70º. También pueden incluir un 10-15 % de glicerina para contrarrestar la excesiva sequedad del alcohol y, por supuesto, un agente gelificante que logre que el preparado final tenga cierta viscosidad para facilitar la aplicación y no gotee. Uno de los más empleado es la hidroxipropilcelulosa, que es capaz de gelificar altas cantidades de alcohol, siendo muy estable.

Ejemplo de formulación de un gel desinfectante para manos (también denominado gel sanitizante):

Hidroxipropilcelulosa, 1 %
Glicerina, 10 %
Alcohol de 70º csp, 100 ml

Forma de elaboración:

1. Disolver la glicerina en el alcohol de 70º.

2. Agregar la hidroxipropilcelulosa en pequeñas porciones, agitando en un emulsionador a alta velocidad durante unos minutos hasta la completa dispersión.

3. Dejar la mezcla semigelificada en un envase bien tapado 24 h.

4. Pasado dicho tiempo, homogenizar el gel agitando en un emulsionador a alta velocidad durante unos minutos. 

Se obtiene un gel semifluido incoloro, límpido y transparente.




Comentarios